Focus

Arquitectura social

Construyendo para la sociedad

Construir para niños, jovenes, familias, gente mayor y necesitada de cuidados y asociaciones. La identificación de las necesidades y percepciones de grupos especiales de personas es para nosotros una tarea muy importante, que además nos aporta una gran felicidad.

Ser capaces de percibir las necesidades de los niños. Ofrecerles nuevas experiencias espaciales. Espacios que no conocen de sus casas, espacios que pueden conquistar. Lograr que el espacio contribuya a su desarrollo. Tener en cuenta su protección y su seguridad. Ver en ellos sus ansias por descubrir, investigar y conocer. Eso supone para nosotros una auténtica alegría.

Trabajar con jóvenes, ayudarles a desarrollar sus capacidades, a formular sus deseos y necesidades, es increíble lo que esto puede aportarles. Los temas se plantean en base a la experiencia del usuario. Un maravilloso punto de partida de un proyecto.

La construcción de viviendas sociales y los proyectos de vivienda colectiva con carácter temático nos permiten que la gente pueda disfrutar del valor añadido que ofrece el diseño. Una planificación y ejecución minuciosas permiten una apreciación inconsciente del propio entorno, y hacen que el usuario se sienta bien en el mismo. La arquitectura es comunicación. También en lo propio. Ofrece un entorno para una convivencia intensiva.

Sobre todo la gente mayor y necesitada de cuidados depende en gran medida de su entorno, el cual debe ser muy exigente, para poder ofrecerles la máxima movilidad a pesar de sus limitaciones, y proporcionarles seguridad. Tener en cuenta su percepción especial y las características especiales de cada persona supone todo un reto para nosotros. Es muy importante ser capaces de entenderlo y plasmarlo en el diseño.

En las asociaciones, la gente dedica su tiempo de un modo altruista. Sentimos que es nuestra responsabilidad ofrecerles el marco adecuado para ello, teniendo en cuenta todos los intereses de los usuarios.